Por nefertiti551 | mayo 21, 2012 - 19:20 pm - Publicado en Literatura

null

La puntuación: Los dos puntos, los puntos suspensivos y las comillas

Los dos puntos (:) anuncian una explicación, una enumeración o una cita textual. Los puntos suspensivos (…) suponen un final impreciso, una interrupción, una duda. Las comillas se utilizan, entre otras cosas, para insertar citas textuales.


Uso de los dos puntos

Los dos puntos (:) se utilizan en los siguientes casos:

1. Antes de una enumeración anunciada:

Se han casado los tres hermanos: Pablo, Andrés y Lucía.

2. Antes de una afirmación que explica, resume o es consecuencia de lo anterior:

Se quedó paralizada al entrar en casa: habían robado todo.

3. Después de la fórmula con que se introduce una cita:

Oí una voz que decía: «Ya es tarde para intentarlo».

4. Tras la fórmula de saludo en las cartas y después de expresiones como expone, solicita, certifica… en los documentos administrativos:

Estimado cliente:

En los encabezamientos de cartas, así como cuando se introduce una cita, tras los dos puntos, se escribe mayúscula.


Uso de los puntos suspensivos

Se escriben puntos suspensivos (…) en las siguientes circunstancias:

1. Al final de una oración o enumeración que se deja incompleta:

Los árboles, las flores, el lago, las montañas… componen un paisaje precioso.

3. Para indicar un final impreciso o la omisión de parte de una cita textual:

Ya sabes lo que dice el refrán: «A quien madruga…».

Suelen aparecer entre corchetes [...] cuando se suprime una parte de una cita textual:

«El Cantar de mio Cid [...] es obra de un único autor o de la sucesiva acción de varios juglares.»

3. Cuando queremos hacer una pausa que expresa temor o duda, o que anuncia una salida inesperada:

Puede que sea verdad, pero… no me lo creo.
Aunque invitaron a todos… únicamente yo acudí a la fiesta.

Los puntos suspensivos nunca van seguidos de punto, pero pueden ir seguidos de la coma, el punto y coma o los dos puntos. A veces, equivalen a etcétera.

Uso de las comillas

Las comillas pueden ser de tres tipos: sencillas o simples (‘ ‘), inglesas (” “) y latinaso españolas («»).

Se utilizan comillas:

1. Para indicar que una palabra tiene un sentido irónico o distinto del habitual:

No te preocupes por su comportamiento; él es así de «simpático».

2. Para encerrar el título de un artículo, de un poema…

Mariano José de Larra es el autor del artículo «Vuelva usted mañana».

3. Para reproducir textualmente palabras de un autor o de otra persona:

Respondió triste: «Me voy para siempre».

Para escribir una palabra extranjera, y para destacar los apodos y seudónimos:

Hicieron un «tour» por Europa.
Leopoldo Alas, «Clarín».

Nota original: http://www.kalipedia.com/lengua-castellana/tema/ortografia/puntuacion-puntos-puntos-suspensivos.html?x=20070417klplyllec_687.Kes

Este articulo fue publicado el 21 mayo 21UTC 2012 a las 19:20 y esta archivado en Literatura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Esta activa la aprobacion de comentarios y puede retrasar la aparicion de tu comentario. No es necesario que lo vuelvas a escribir.