Proposiciones subordinadas adverbiales: Condicionales, concesivas, causales y finales

Las proposiciones subordinadas adverbiales impropias no se pueden sustituir por adverbios, como sí ocurre con las adverbiales propias. Por su significado se clasifican en condicionales, concesivas, causales, finales, comparativas y consecutivas.


Proposiciones subordinadas adverbiales impropias

Las proposiciones subordinadas adverbiales denominadas impropias son aquellas que indican circunstancias que no pueden ser expresadas por un adverbio.

Por su significado se clasifican en los siguientes grupos: condicionales, concesivas, causales, finales, comparativas y consecutivas.

Desempeñan básicamente dos funciones sintácticas:

Circunstancial. La subordinada complementa al verbo o al grupo verbal con el que forma una unidad entonativa: Aprobaste el examen porque habías estudiado mucho.
Modificador de la oración. La subordinada modifica a la oración, de la que está separada generalmente por una coma: Seguro que no sabía nada, porque me lo habría contado.

Algunas adverbiales impropias pueden tener otras funciones sintácticas. Por ejemplo, las condicionales con si pueden ser término de una preposición: No vayas en moto por si llueve.


Proposiciones adverbiales condicionales

Expresan una condición que debe cumplirse para que se realice lo que se afirma en la proposición principal: Si saben todo de mí, no puedo hacer nada contra ellos.

Forma

Las proposiciones condicionales pueden ir introducidas por:

Las conjunciones subordinantes si o como: Como me enfades, te enteras..
Las locuciones conjuntivas de valor condicional siempre que, a menos que, en el caso de que, con tal de que, a condición de que y otras semejantes: Iré a tu casa siempre que tú aceptes venir a la mía.
Las preposiciones a o de más infinitivo: De haberlo sabido habríamos venido.

Clases

Se pueden diferenciar tres clases de oraciones subordinadas condicionales según el tipo de condición que la proposición expresa:

Condicionales reales. La condición se considera real o factible: Si apruebo, me iré de vacaciones.
Condicionales potenciales. La condición se refiere a una acción cuya realización se considera poco probable: Si aprobara, me iría de vacaciones.
Condicionales irreales. La condición se refiere a una situación irreal, normalmente porque se sitúa en el pasado: Si hubiera aprobado, me habría ido de vacaciones.

Las formas del condicional y del condicional perfecto no deben emplearse en la proposición subordinada: *Si María vendría, hablaría con ella.


Proposiciones adverbiales concesivas

Expresan un obstáculo que dificulta, pero no impide, lo que se enuncia en la proposición principal: No me levantaré aunque vengan todos los vendedores del mundo.

Forma

Las proposiciones concesivas van introducidas por la conjunción aunque o por alguna locución conjuntiva de valor concesivo (a pesar de que, por más que, por mucho que, aun cuando): Continúan llamando a pesar de que no se les abre.


Proposiciones adverbiales causales

Significado

Expresan el motivo de lo que se enuncia en la proposición principal: Duermo durante el día porque trabajo de noche.

Forma

Las proposiciones causales suelen ir introducidas por:

Las conjunciones subordinantes porque, pues, que o como: No hagas ruido, que el niño está dormido.
Las locuciones conjuntivas de valor causal puesto que,ya que, a causa de que, debido a que, en vista de que y otras similares: La operación fue un éxito, puesto que se cubrieron todos los objetivos.
La preposición por con verbo en infinitivo: Juan se pilló el dedo por estar distraído.


Proposiciones adverbiales finales

Expresan la intención o finalidad con que se realiza la acción que se enuncia en la proposición principal: Acércame esa camisa, que la vea bien.

Forma

Las proposiciones finales suelen ir introducidas por:

La conjunción subordinante que: Esconde bien el regalo, que no lo vea.
Las locuciones conjuntivas de carácter final a que, para que, a fin de que, con objeto de que y otras similares. Estas locuciones rigen una forma verbal de subjuntivo y se emplean cuando la proposición principal y la subordinada tienen distinto sujeto: Entra para que pueda verte.
Las preposiciones a o para o las locuciones a fin de, con objeto de y otras similares. Estos enlaces rigen un infinitivo como forma verbal de la proposición subordinada y se utilizan siempre que las dos proposiciones -la principal y la subordinada- tienen el mismo sujeto: Llama a preguntar por tu abuelo.

nota: http://www.kalipedia.com/lengua-castellana/tema/sintaxis/proposiciones-subordinadas-adverbiales-condicionales.html?x=20070417klplyllec_323.Kes

Este articulo fue publicado el 8 junio 08UTC 2012 a las 21:51 y esta archivado en Literatura. Puedes suscribirte a los comentarios en el RSS 2.0 feed. Puedes escribir un comentario, o hacer trackback desde tu propia web.

Escribe un comentario

Nota: Esta activa la aprobacion de comentarios y puede retrasar la aparicion de tu comentario. No es necesario que lo vuelvas a escribir.